La devaluación salarial ha hecho perder más de 15.000 millones de ingresos al Sistema

Es necesario un plan integral para incrementar de forma eficaz los ingresos de la Seguridad Social

La Unión General de Trabajadores considera inaplazable un plan integral de medidas dirigidas a incrementar los ingresos de la Seguridad Social de forma eficaz que no altere a la baja el actual nivel de cotizaciones sociales. Propone, entre otras, que las políticas activas de empleo dejen de costearse con cargo a la Seguridad Social y señala que es necesario abrir otras fuentes de financiación y llevar a cabo una reforma general de nuestro sistema fiscal que sitúe la lucha contra el fraude en el centro de la actuación política y se base en el principio de la progresividad.

La Seguridad Social ha sufrido las consecuencias de una grave crisis económica, los efectos de una desastrosa reforma laboral, la exclusión de los agentes sociales y políticos del debido diálogo y consenso en materia de pensiones así como, los «ataques» reformistas del Gobierno, que se han destinado a la reducción del gasto en prestaciones sociales y al ajuste del déficit público y que han causado una significativa disminución en la protección que venía proporcionando nuestro sistema.

Para UGT es necesario llevar a cabo un plan de medidas dirigidas a incrementar los ingresos de la Seguridad Social de forma eficaz y no quedarse inmóvil hasta que el contador del Fondo de Reserva sea cero. Hay que actuar, de forma urgente, sobre el principio de solidaridad, el mantenimiento del poder adquisitivo y la suficiencia de las pensiones, sobre la extensión de la intensidad protectora y la viabilidad y sostenibilidad financiera de nuestro Sistema.

Ofrecer más protección y mejorar las prestaciones sociales no es incompatible con la sostenibilidad del sistema en el largo plazo si se toman medidas como crear empleo de calidad, reducir la precariedad, actuar contra la devaluación salarial (que ha hecho perder a la Seguridad Social más de 15.000 millones desde 2011), aumentar el SMI, incrementar las bases de cotización o eliminar las reducciones en la cotización a la Seguridad Social de las políticas de fomento del empleo.
 

Nuestro sistema público de pensiones se debe reforzar y para ello:
  • Exigimos se promueva la recuperación de los derechos y las prestaciones de la Seguridad Social, así como la no reducción de sus recursos.
  • Demandamos se garantice la estructura básica y esencial de nuestro modelo público, de reparto, universal y solidario, de pensiones; sostén imprescindible de nuestro Estado de Bienestar.
  • Reclamamos se potencie e impulse el proceso de concertación articulado por el Pacto de Toledo, como herramienta idónea para la adaptación y mejora de nuestro sistema de Seguridad Social, desde el consenso político y social, y con la participación de los interlocutores sociales.

UGT remitió sus observaciones al Proyecto de Real Decreto sobre Revaloración de las Pensiones del Sistema de la Seguridad Social y de otras prestaciones públicas para el ejercicio 2016.

El sindicato rechaza la aplicación del Índice de Revalorización de las Pensiones que establece la ley 23/2013 y exige la recuperación del Índice de Precios al Consumo (IPC) como la referencia para la revalorización de las pensiones- tal y como establecía el artículo 48 de la Ley de Seguridad Social-, porque es garantía del mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas.

El proyecto no justifica la revalorización de un 0,25% porque no da a conocer qué variables se han utilizado para calcular ese porcentaje, tal y como establece la Ley 23/2013, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social. Como mínimo, debería incluir los análisis económicos y cálculos efectuados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, contemplados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El porcentaje del 0,25% de subida para 2016 supone un ataque a la suficiencia económica de los pensionistas y de las familias que sustentan, especialmente de aquellos pensionistas más desprotegidos y con mayores necesidades sociales.

De 2011 a 2014 las pensiones han perdido una media del 4% de poder adquisitivo (un 3,65% las pensiones de menos de mil euros y un 4,65% las de más de mil euros). Cerca de 3 millones de pensiones son inferiores a 420 euros al mes y suponen la principal fuente de ingresos para más del 30% de los hogares.
UGT aboga por un cambio que deje sin efecto la ley 23/2013 y se recupere el IPC como fórmula para revalorizar las pensiones y garantizar su poder de compra.

Actualmente más del 50% de los pensionistas perciben una pensión inferior al SMI, que, a su vez, ha perdido un 5,4% de poder adquisitivo, por ello, el sindicato exige a los poderes públicos el cumplimiento de la obligación constitucional que tienen que garantizar a millones de pensionistas una pensión suficiente y adecuada para vivir dignamente.

 

Versión PDF