La sectorialización, pilar maestro del proyecto sindical

El sindicato acudirá al 42 Congreso con una estructura diferente de cómo fue al 41 Congreso

El Comité Confederal de UGT, máximo órgano del Sindicato entre congresos, que se celebró el pasado mes de septiembre, aprobó por mayoría los trabajos que viene realizando la Comisión para el Reagrupamiento de Sectores Productivos (CRSP) y los criterios con los que está abordando el proceso de reestructuración organizativa que supondrá la desaparición de las seis actuales federaciones estatales -Federación de Industria (MCA-UGT), Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (FITAG-UGT), Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo (SMC-UGT), Federación de Servicios (FeS-UGT), Federación de Servicios Públicos (FSP-UGT) y Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE-UGT)- y la creación de tres nuevas estructuras federales: la primera comprendería los sectores de producción de bienes y sector primario, la segunda en la que estaría integrado el sector servicios y la tercera que agruparía actividades o servicios que se presten por las Administraciones Públicas.

El Secretario de Organización y Comunicación de UGT, José Javier Cubillo, explica que paralelamente a la configuración de esa nueva estructura, “hay que intensificar la organización de los sectores en los ámbitos territoriales y de centros de trabajo, es decir, reducir la estructura más política del sindicato, tanto en Uniones de Comunidad Autónoma, como de Federaciones Estatales, y dedicar los recursos a las estructuras del ámbito sectorial y de las empresas”.

“Se trata” señala, “de configurar sectores identificables, con identidad propia, no jurídica sino organizativa, dentro del sindicato y con unas condiciones internas para participar en los órganos de dirección y de control”.

“Algo que es una novedad, pero es un mecanismo que fuerza a la organización, a toda la estructura, a desplazar recursos de las estructuras más políticas del sindicato como las Uniones o Federaciones, a los centros de trabajo porque el sector requiere atención permanente” añade.

José Javier Cubillo subraya que así “los trabajadores afiliados van a tener una estructura organizativa además de la sección sindical, algo que posibilita tener recursos que no sólo sean propios porque, entre otras cosas, se crean para practicar la solidaridad entre trabajadores de empresas donde hay más recursos para dar cobertura a trabajadores de empresas con menos recursos”.

“De lo que se trata” afirma, “es de montar esta estructura sectorial en todas las Federaciones, pero teniendo en cuenta que el sector no va a ser una federación en pequeño sino que está pensado para la acción sindical”.

“La Federación es la que coordina y el sector tiene que estar presente en todos los centros de trabajo para aglutinar a los trabajadores de las distintas empresas del sector. En vez de funcionar de sección sindical a sección sindical por centro de trabajo, lo que se hace es un agrupamiento de todos los centros de trabajo y una actividad económica determinada”.

El Comité Confederal encargó, asimismo, a la Comisión para el Reagrupamiento de Sectores Productivos, continuar con sus trabajos y presentar resultados en el siguiente Comité Confederal ordinario, cuya celebración está prevista para el 25 de noviembre.

También se avanzó en el proceso previo a la celebración del 42 Congreso Confederal de UGT con la aprobación por unanimidad del Programa de Acción que centrará los debates del Congreso, pero que previamente debe ser debatido por todas las estructuras de la organización en sus respectivos congresos.

Las enmiendas y aportaciones surgidas en este proceso democrático se incorporarán para su debate final en las sesiones del 42 Congreso Confederal.

 

Versión PDF