Por un aumento del SMI hasta los 800 euros y la descongelación del IPREM

Los sindicatos han instado al Gobierno a impulsar la mejora del SMI de manera que se acerque al 60% del salario medio neto, tal y como recomienda la Carta Social Europea suscrita por España y actualizar el Indicador Público de Rentas Múltiples (IPREM) para el año 2016, que después de seis años de congelación, ha perdido 8,2 puntos de poder adquisitivo.

La política de austeridad y devaluación salarial aplicada desde 2010 en España también se ha trasladado al SMI, que ha sufrido una pérdida de poder de compra de 5,4 puntos. Por eso, ambas organizaciones demandan una subida del SMI del 11% en 2016 para llegar a los 720 euros, y otro aumento del 11% en 2017, hasta los 800 euros, una cuantía que permitirá recuperar el poder adquisitivo perdido y aproximarse a los salarios mínimos existentes en la Unión Europea de los 15.

Los sindicatos reiteran la necesidad de preservar la protección de las personas en situación de desempleo, así como de mejorar el poder adquisitivo de la población que recibe un salario menor.

La incipiente salida de la recesión y el cambio de ciclo en el conjunto de la UE exige que la recuperación económica se traslade también a los salarios en España. Por eso se hace más necesario todavía un incremento significativo en la cuantía del salario de los que menos cobran.

 

Versión PDF