UGT inaugura una exposición sobre Julián Besteiro en el 75º Aniversario de su fallecimiento

La Unión General de Trabajadores inauguró el pasado mes de septiembre una exposición sobre Julián Besteiro en el 75º Aniversario de su fallecimiento en la cárcel de Carmona (el 27 de septiembre de 1940) tras ser condenado por su adhesión al Gobierno de la República.

La exposición, que fue inaugurada por el Secretario General del sindicato, Cándido Méndez, en la Escuela Julián Besteiro, recorre a través de imágenes, libros, documentos y carteles la vida personal y pública del dirigente socialista, catedrático de Lógica y Ética, concejal del Ayuntamiento de Madrid, diputado en las Cortes y Presidente, entre otros cargos, del PSOE y de UGT.

Primer presidente de las primeras Cortes auténticamente democráticas de España, anticipó los valores que la socialdemocracia puso en pie tras la guerra mundial y que generó la etapa de bienestar y prosperidad más profunda y más prolongada de todos los tiempos históricos.

“No se puede entender lo que acontece hoy en día sin conocer nuestra historia”, señaló Cándido Méndez, que afirmó que “hemos construido, gracias a figuras como Julián Besteiro, un camino de voluntad clara y decidida: la libertad, la democracia y el progreso social”.

En este sentido, Méndez ensalzó la figura de Besteiro como “intelectual y culto. Hizo una aproximación a los sindicatos a principios del siglo XX y llegó a la conclusión de que en España las organizaciones sindicales eran el motor del cambio y el progreso”.

Besteiro le otorgó gran importancia a la Educación y participó en la gran revolución educativa durante la II República, que arrancó de las tinieblas a la población y las llevó a la luz. Además, estudió a los sindicatos europeos, con el propósito de que las organizaciones sindicalistas socialistas compartiesen los objetivos y modelos de los sindicatos nórdicos o los británicos.

Julián Besteiro fallecería en la cárcel de Carmona, condenado por el Régimen por su adhesión al Gobierno de la República. “El franquismo quiso acabar con los maestros y los sindicalistas porque sabía que eran los motores del cambio de la sociedad”.

Hombre de diálogo y consenso, fue muy apreciado y valorado por los votantes del PSOE, al constituirse como un gran constructor de puentes para el avance de la democracia.

 

Versión PDF