loading

02-domino

Cuatro años de retroceso social y económico

La dictadura del decreto-ley

Durante los cuatro últimos años, el Gobierno de Mariano Rajoy se ha caracterizado por el uso y abuso de los decretos-ley bajo la excusa permanente de “extraordinaria y urgente necesidad” provocada por la crisis. En nombre de la crisis se han recortado derechos y prestaciones sociales; se han subido impuestos; se ha hecho trizas el diálogo social y, en definitiva, se ha amordazado a la mayoría de los españoles y se ha arrinconado a la clase media.
Los datos son el fiel reflejo de esta legislatura: el Ejecutivo de Mariano Rajoy es el que más porcentaje de decretos-ley ha aprobado en relación con los proyectos de ley que se han presentado en el Congreso durante esta legislatura: el 34% de las iniciativas legislativas.
Pese a las promesas electorales, el PP justificó el uso de la mayoría absoluta por la “terrible” situación económica que exigió reformas urgentes. De esta forma ha aprobado 73 decretos-ley frente a 143 proyectos de ley.
La mayoría de dichos decretos se dirigieron a la línea de flotación del Estado de Bienestar. No hubo mimbre que se dejara sin tocar. Desde la reforma laboral, la primera bomba, pasando por la sanidad, la educación, la igualdad… hasta llegar a la dependencia, el último derecho logrado por la sociedad española.
Habría que sumar, además, que aquellos derechos que no se vieron afectados por la mayoría absoluta se les cortó el oxígeno a través de las cada vez menores asignaciones presupuestarias.